El estrés postraumático es una de las enfermedades más incomprendidas que existen. Aunque muchos pueden pensar que no se trata de un problema real, este es realmente un trastorno psiquiátrico.

¿Quiénes pueden sufrir de estrés postraumático?

Lo sufren personas que han experimentado eventos traumáticos como secuestros, accidentes, huracanes, guerras, la muerte de un ser querido, violaciones o abusos físicos.

Quienes sufren de este problema suelen tener pesadillas en las que rememoran el episodio trágico que han vivido. También tienen recuerdos instantáneos e involuntarios, sufren alucinaciones y ansiedad extrema cuando tienen contacto con algún elemento que les recuerde el hecho.

Pero no todas las personas que sufren estos eventos trágicos desarrollan estrés postraumático. Los especialistas aún no han determinado el por qué este síndrome se produce en unas personas y en otras no. No obstante, es importante estar atento cuando suceden este tipo de hechos en caso de que la persona afectada los desarrolle.

Si tras pasar los 3 meses, que suele durar la fase aguda de un evento traumático, la persona aún no ha superado el trauma, este se habrá convertido en un trastorno por estrés postraumático y será esencial acudir al psicólogo.

El cerebro humano tiene una capacidad natural para adaptarse a las situaciones nuevas. Sin embargo, al ocurrir un trauma esta capacidad se bloquea y el cerebro comienza a generar emociones negativas. En nuestra terapia, utilizando el Método Trípode, trabajamos para desbloquear esta capacidad y hacer que las emociones fluyan y que aflore toda la carga emotiva que no permite avanzar a la persona.

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar