La depresión es probablemente una de las enfermedades más incomprendidas hoy día. A veces confundida erróneamente con la tristeza, la depresión debe ser tratada por especialistas ya que se trata de una enfermedad clínica severa. A diferencia del sentirse triste por unos días, la depresión genera sentimientos que no desaparecen y que persisten a lo largo del tiempo interfiriendo con la vida cotidiana.

Los síntomas de esta condición pueden incluir:

Sentirse triste o “vacío”

– Aumento o pérdida del apetito

– Pérdida de interés en las actividades favoritas

– Sentirse cansado

– No poder dormir o dormir demasiado

– Sentirse irritable, ansioso, culpable o sin esperanzas.

– También se pueden sumar dolores de cabeza o problemas digestivos e incluso ideas de muerte o de suicidio.

Causas y tratamiento para la depresión

Existen muchas causas de la depresión y entre ellas se incluyen factores genéticos, psicológicos, biológicos y ambientales. Este trastorno puede darse a cualquier edad, aunque suele tener prevalencia en la juventud. Afortunadamente este es un problema que puede ser superado con la atención médica especializada.

Con la terapia cognitivo-conductual, que es la base del Método Trípode, ayudamos a las personas a entender que sus pensamientos y su conducta están directamente relacionados. En nuestra terapia a corto plazo nos centramos en resolver el problema de la depresión en específico. El objetivo es que, durante el tratamiento, las personas aprendan a identificar y a cambiar sus patrones de pensamiento destructivos o perturbadores para así cambiar también su conducta.

Al continuar utilizando el sitio, usted acepta el uso de cookies. Más información

La configuración de cookies en este sitio web está configurada para "permitir cookies" para ofrecerle la mejor experiencia de navegación posible. Si continúa utilizando este sitio web sin cambiar la configuración de cookies o hace clic en "Aceptar" a continuación, está dando su consentimiento.

Cerrar